Joel Frederiksen

En Joel Frederiksen confluyen prodigiosamente voz y cuerda. Una voz grave, muy versátil, sugerente y bella, a la que él mismo acompaña tañendo el laúd, la tiorba, la vihuela o la guitarra. Frederiksen estudió canto y laúd en Nueva York y en Michigan. Entre 1990 y 1999, fue miembro de los conjuntos de música antigua estadounidenses The Waverly Consort y Boston Camerata. Su voz de bajo-profundo y sus expresivas interpretaciones le han valido el reconocimiento mundial. Igualmente, la combinación de música antigua con la de compositores modernos como Nick Drake o Leonard Cohen demuestra su profundo conocimiento de la música no ya sólo como intérprete, sino también como arreglista, de un gusto tan elegante como sencillo.

 

En 2003, tras mudarse a Alemania, fundó el Ensemble Phoenix Munich (EPM) para la grabación del CD Orpheus, I am. Con este conjunto ha explorado el repertorio inglés, italiano, francés y alemán de los periodos renacentista y barroco. Las incursiones en la música más antigua de la patria de Frederiksen, Estados Unidos, supusieron el lanzamiento del aclamado CD de Harmonia Mundi France Rose of Sharon en 2011. Joel Frederiksen tiene además un vínculo muy especial con la cultura hispánica, tanto de España como de América Latina.